En DIARJO JOYERÍA trabajamos joyería fina con materiales de calidad; la joyería fina, a diferencia de la joyería de fantasía, utiliza materiales nobles para su confección, como el oro (amarillo, blanco, rojo, rosa, etc.), la plata y el platino, además de diseños exclusivos y personalizados elaborados al puro estilo de nuestra marca.

A pesar de la creación de nuevas tecnologías, herramientas sofisticadas que permiten la producción en serie o diversos métodos de tecnificación, gran parte de la joyería fina se basa en el labor artesanal, considerando que ciertas técnicas o acabados no logran ser replicados por la tecnología; así como el bosquejo y la imaginación de la persona encargada de elaborar modelos destinados a la producción en serie.

Conoce los materiales que utiliza DIARJO en la fabricación de sus joyas:

En su estado nativo se encuentra en forma de granos o pepitas, es utilizado tradicionalmente para acuñar monedas, en la industria, en la electrónica y en la joyería, debido a su color, brillo y ductilidad. Es inalterable ante el aire, la humedad, el calor y la mayoría de agentes químicos.

El oro de 24 quilates es la presentación del oro en su estado más puro, éste resulta relativamente blando, por lo cual, los objetos de joyería fina como los anillos, cadenas, pendientes y pulseras son elaborados en oro de 18 quilates, que es llamado “oro de ley”. Para la disminución del quilataje del oro se utiliza una mezcla o aleación con metales bajos como la plata o el cobre.

El metal que se emplee como liga al oro influirá en el color de la aleación:

  • Aleación con cobre le dá un color rojizo
  • Aleación con plata le dá un color amarillo verdoso
  • Aleación mitad cobre, mitad plata le dá un color rosa

Al igual que el oro, la plata en su estado más puro, conocida como plata de 1000, no es utilizada en la joyería, ya que es demasiado ductil, lo que provocaría una deformación en la joya con el uso diario o al ejercer leves presiones soble él, cabe recalcar que la plata “pura” y el oro “puro” no existen en la practica, se suelen indicar como de 999 milésimas en ambos casos.

Para el uso de la plata en la joyería se realiza una aleción con cobre con la finalidad de obtener plata de 925, lo que significa que del 100% del material 92.5% corresponde a plata y un 7.5% al cobre, por lo cual, es importante toner en cuenta que dicha aleación no se la realiza con la finalidad de abaratar costos ni brindar un producto de menor calidad, al igual que en el oro de 18 quilates, se busca mejorar las propiedades del acabado y resistencia de las joyas hechas en base a estos material.

La “oxidación” de la plata es un efecto normal ocasionado por el ambiente en el que se encuentre, vale aclarar que este proceso no es de óxido propiamente dicho, sinó de sulfuro. Es aconsejable conservar joyas de plata en lugares frescos, secos, preferiblemente hermético, y de ser posible, evitar la exposición solar por períodos de tiempo prolongados, La “oxidación” de la plata también dependerá de si la persona está usando cierto tipo de medicamentos, lociones, perfumes u otros factores.

Se utiliza el rodio para brindarle un acabado de mayor brillo al oro blanco, ya que cabe recalcar, que éste material es usado como una alternativa de menor costo al platino, el rodinado se lo realiza por medio de un proceso de electrolisis que consiste en la aplicación de corriente eléctrica a la joya de oro blanco por medio de electrodos sumergidos en una disolución de rodio.

El Rodio es un metal blanco, utilizado entre otros usos, como aleación del platino y para acabados en joyería, ha sido considerado como uno de los metales más caros del mundo debido a su escasez, considerando que el rodio sobre la joya de oro blanco es un baño, con el tiempo, dicho baño tendrá un desgaste natural por el uso, para lo cual se deberá realizar un mantenimiento a la joya y realizar un nuevo baño de rodio.

Te recordamos que por la compra de cualquiera de nuestros diseños, el primer mantenimiento de tu joya es gratuito, incluyendo joyas de oro blanco y su respectivo baño de rodio.

Los diamantes han sido atesorados desde tiempos inmemoriables, es la segunda forma de carbono más estable, caracterizado por su dureza, brillo y belleza.

El diamante es brillante y refleja la luz blanca, a modo de prisma concentra y refracta la luz, lo que produce un detello; formados en condiciones de alta temperatura y presión en las profundidades del manto terrestre por millones de años.

Se suele dar al dimante el nombre de brillante, por lo que se debe aclara que brillante es un tipo de talla y no un tipo de material, cualquier otro tipo de piedra (esmeralda, rubí, safiro, etc.) puede tener una talla brillante como un diamante, en otras palabras, el brillante es un diamante de talla redonda.

Una piedra de talla brillante cuenta con 57 o 58 facetas, o cortes planos en su cuerpo, los cuales deben estar alineados y mantener una armonía, siendo éste tallaje el más conocido y usado en la joyería debido a que brinda los mejores ángulos de refracción de luz, haciendo que el diamante brille de mejor forma.

Para determinar la calidad de un diamante se realiza un análisis de sus características en base a Las cuatro “C” de los diamantes:

  • Peso “Carat”
  • Color “Colour”
  • Talla “Cut”
  • Pureza “Clarity”

PESO

La medida de peso de un dimante es el Quilate (ct.), el quilate equivale a 0,20 gramos que se subdivide en 100 puntos, la abreviatura quilate determina el peso de un solo diamante, dado el caso de un diseño que cuente con varios diamantes de diferentes pesos, se adoptará la abreviatura “ct. tw”, la cual describe el peso de los diamantes en conjunto. La medida de peso por puntos de los diamantes es utilizado cuando son pequeños o menores a un quilate (1ct.=100puntos).

El valor de un diamante es proporcional a su peso por unidad, es decir, un diamante de 1 quilate tendrá mayor valor que 2 diamantes de 0,50 quilates debido a la rareza natural del mismo.

COLOR

El color de un diamante por lo general está asociado a su nivel de transparencia, todos los diamante contienen cierto grado de impurezas causados por la presencia de nitrógeno, hidrógeno u otros elementos que provocan tonos amarillentos o marrones en los diamantes.

La GIA (Gemological Institute of America) a determinado ciertas pautas para poder clasificar a los diamantes de acuerdo a su color mediante un sistema alfabético que comprende letras entre la D y la Z.

D, E, F  – Diamantes Incoloros
G, H, I, J  – Diamantes Casi Incoloros
K, L, M  – Diamantes Color Amarillo Pálido
N,O, P, Q, R – Diamantes Color Amarillo Muy Leve
S, T, U, V, W, X, Y, Z  – Diamantes Color Amarillo Leve

TALLA

talla_diamante_encimaLa talla está relacionada con el tipo de corte realizado, las proporciones, simetría, y equilibrio de la gema, el tipo de corte resalta la belleza del diamante, le otorga un mejor brillo y reflexión de luz.Sin título A causa de un mal corte, la luz que ingresa por la parte superior del diamante se filtran por los lados y el fondo, provocando un diamante opaco y sin vida.

Como se mencionó anteriormente, la talla más usada en un diamante es el corte brillante, ya que resalta sus mejores características con una correcta proporción tanto en profundidad y ancho, generando un mejor efecto en la luz que viaja dentro del diamante y sale en forma de brillo y luminosidad.

PUREZA

La puereza del diamante se refiere a las inclusiones o marcas internas que contenga la piedra, las cuales tendrán gran insidencia en el precio de la misma, ya que mientras más puro el diamante, es decir, con menos inclusiones o sin ellas más escazo y valioso resulta.

Para determinar la pureza de un diamante se han creado las siguientes categorías:

PUREZA

Su anillo debe quedarle cómodo; debe ser suficientemente ajustado para no caerse pero suficientemente suelto para que pueda deslizarse sobre su nudillo.

El tamaño de los dedos varía según el momento del día y el clima. Para obtener los mejores resultados, mida el tamaño de su dedo:

  1. Al final del día, cuando sus dedos estén tibios (los dedos son más pequeños por la mañana y cuando hace frío).
  2. Mida su dedo tres o cuatro veces para evitar errores.

Trate de no utilizar una cuerda o papel para medir el tamaño del dedo, dado que estos materiales pueden estirarse o doblarse y dan como resultado una medición inexacta.


Ofrecemos un medidor de tamaños de anillos para imprimir que lo puede ayudar a determinar el tamaño de su anillo.